Buscar este blog

Cargando...

viernes, 12 de abril de 2013

Peeta mellark


A pesar de que creció en la zona comercial del Distrito 12, la infancia de Peeta fue de todo menos deseable, ya que su vida familiar era difícil. Su padre era amable, pero su madre era conocida como una bruja, por el trato que daba a Peeta y a sus dos hermanos, si cometian algún error. (Por ejemplo, una vez llegó a golpear Peeta con un rodillo, por quemar el pan.)
Desde que tenía cinco años, Peeta estaba enamorado de Katniss Everdeen. En el primer día de clase, el padre de Peeta señaló a Katniss, diciendo que quería casarse con su madre, pero al final se casó con un minero de carbón. Peeta estaba confundido en cuanto a por qué alguien se casaría con un minero del carbón en lugar de su padre, pero el señor Mellark explicó que cuando el señor Everdeen cantaba, los pájaros se detenían a escuchar. Más tarde, Katniss cantó para su clase de música, y Peeta se dió cuenta de que estaba enamorado de ella cuando vio que las aves estaban escuchando. Dijo que la había observado a menudo, pero nunca le habló hasta los Juegos.
Los Juegos Del Hambre
Peeta se ve por primera vez cuando se selecciona como el tributo masculino del Distrito 12 en los 74° Juegos del Hambre. Katniss lo reconoce al instante, sabiendo que él es el chico que, cinco años antes, a propósito quemó el pan y lo dio a ella para salvarla de morir de hambre, un acto que le dio la esperanza y el coraje para alimentar a su familia.
Después de la cosecha, se van al Edificio de Justicia, donde su familia va a visitarlo. Su padre está angustiado, mientras que su madre le dice que tal vez el Distrito 12 tendrá un vencedor: Katniss. Peeta y Katniss dejan el distrito en el tren hacia el Capitolio, escoltado por Effie Trinket. En la primera noche en el tren, Peeta se irrita por su mentor, Haymitch Abernathy, a causa de sus problemas con la bebida y su evidente falta de interés en ayudar a los tributos sobrevivir. Cuando Haymitch les dice: "Aquí hay un consejo: sigan con vida", Peeta le rompe la copa de vino y recibe un puñetazo en la cara como resultado. Katniss después atora un cuchillo entre la mano de Haymitch y su botella de vino. Haymitch está impresionado por su potencial y decide que, siempre y cuando no interfieran con su manera de beber, se va a quedar lo suficientemente sobrio para ayudarlos.
Cuando llegan al Capitolio, es presentado con su equipo de preparación, dirigido por su estilista, Portia. Después de ser arreglados, Él y Katniss son vestidos de negro con fuego sintético para representar al carbón proveniente de su distrito. El Capitolio los recibe de manera más positiva que cualquiera de los tributos de los otros distritos durante la ceremonia de apertura.
Durante el proceso de entrenamiento, Haymitch le dice a Katniss y Peeta que deben permanecer juntos en cada paso del camino, a pesar de protestar. Peeta sobresale en el aspecto de ser amigos, ayuda a Katniss en las conversaciones y responde a lo que está diciendo en todos los momentos adecuados. Él recibe una puntuación de entrenamiento de 8 después de su sesión privada con los Vigilantes, diciendo que lanzó algunos pesos alrededor porque los Vigilantes no estaban claramente interesados ​​en él. 
A pesar de haber aceptado entrenar al lado de Katniss al principio, Peeta decide prepararse para su entrevista por separado. Durante su entrevista con Caesar Flickerman, revela que está enamorada de Katniss, por sorpresa. Con esta confesión se inicia la idea de que los dos son los "Trágicos amantes del Distrito 12", que Haymitch cree que les ayudará a conseguir patrocinadores.
La noche antes de los Juegos, Peeta y Katniss hablan en la azotea de los horrores que les esperan en la arena. Peeta admite que él no cree que ha sido un competidor en los juegos, sino que simplemente quiere morir como sí mismo y mostrar el Capitolio que es "algo más que una pieza en sus juegos." Katniss se encuentra frustrada por su visión pesimista, pensando que eso es algo inútil.
Al comienzo de los juegos, Katniss se distrae mirando a Peeta cuando parece estar lista para el baño de sangre, con el fin de agarrar el arco y las flechas. Él sorprendentemente, se une con los Profesionales, cosa que Katniss descubre en la primera noche. Lo que ella no lo sabe, es que él está sólo con ellos con el fin de protegerla. 
Después de la tormenta de fuego, ninguno de los Profesionales muere, pero están heridos y mucho más lentos que antes. Encuentran a Katniss y la persiguen hasta que sube a lo alto de un árbol, Peeta sugiere que se queden a esperar a que baje, ya que ninguno de ellos son capaces de trepar por el árbol. Por la mañana, se despiertan ante un ataque de rastrevíspulas, después de que Katniss lanzara un nido sobre ellos. Los Profesionales, menos Glimmer y el tributo femenino del Distrito 4, que mueren a causa de las picaduras, se van hasta el lago. Peeta encuentra a Katniss en el lugar del ataque mientras le está quitando el arco y las flechas del cuerpo de Glimmer, y grita que corra debido a que Cato la matara cuando regrese. Cato es testigo de eso y le hace un corte a Peeta en su muslo por sus acciones, hiriéndolo gravemente.
Peeta utiliza barro y suciedad de un arroyo para camuflarse, donde Katniss lo encuentra después de que Claudius Templesmith anuncia la nueva regla: si los dos últimos tributos que queden son del mismo distrito, ambos pueden ganar. Ella lo limpia y cuida lo mejor que puede, pero él está sufriendo de envenenamiento de la sangre, algo que ella no puede curar sin medicinas. Durante este tiempo, Peeta representa el papel de los dos amantes trágicos y Katniss responde lo mejor que puede, lo cual resulta en regalos y alimentos de los patrocinadores. 
Claudius Templesmith hace otro anuncio de que tienen planeado un banquete, donde una bolsa que contiene algo que cada uno de los tributos quiere con desesperación se colocaría en la Cornucopia. Katniss sabe que tiene que ir, pero Peeta no la deja, diciendo que él no quiere que muera por él. Haymitch a continuación, envía el jarabe del sueño Katniss, que astutamente le da a Peeta en algunas bayas que encontró; Peeta está herido por su engaño antes de que caiga en un sueño profundo, dándole tiempo para ir a la fiesta. Katniss se las arregla para volver con la medicina, después de casi morir en manos de Clove. Sólo logra inyectar el medicamento en Peeta antes de desmayarse por la pérdida de sangre.
Peeta se despierta, recuperado de la herida, y encuentra a Katniss sangrado a su lado. Trata su herida y Katniss se despierta más tarde. Se quedan en la cueva durante una tormenta eléctrica, durante el cual Thresh muere, presuntamente a manos de Cato. Peeta utiliza el tiempo para avanzar en su acto de los dos amantes, y ambos comparten un beso apasionado. Después de que la tormenta termina, la pareja se dirige a cazar y buscar algo de alimentos, pero Katniss se frustra por todo el ruido que hace Peeta. Deciden separarse, Katniss le enseña a Peeta el silbido de cuatro notas que usaba con Rue para indicar que la otra estaba a salvo. Cuando Katniss no oye silbar a Peeta después de un largo tiempo, tiene miedo y, al encontrarlo, le regaña por hacer que se preocupara. Ella se da cuenta de que en los alimentos que Peeta ha recogido, hay bayas Jaulas de Noche, pero le falta una parte, y se irrita con él por haberlas comido porque son venenosas, pero a la final resulta que él no las había comido. Suena un cañón, y ven el cuerpo escuálido de Foxface antes de ser recogido por un aerodeslizador, ella fue quién robó las bayas y murió al instante.
Con sólo tres de ellos en la arena, los Vigilantes drenan todas las fuentes de agua, excepto la del lago, obligando a Katniss y Peeta hacer frente a Cato y poner fin a los Juegos de una forma u otra. Se dan cuenta, en la Cornucopia, que Cato se cubre con una armadura de cuerpo completo, que le protege de las flechas de Katniss. Los tres son atacados por los perros mutados que los Vigilantes soltaron en la arena, Katniss se da cuenta de que todos ellos se parecen a los tributos fallecidos. Suben a la Cornucopia para ponerse a salvo, mientras que Cato trata de ahorcar a Peeta. Sabiendo que dispararle en la cabeza significaría tanto su muerte y la de Peeta, Katniss no sabe qué hacer hasta que Peeta dibuja una "X" en el brazo de Cato, para que Katniss le dispare ahí, lo cual ella hace. Cato cae abajo con los perros y más tarde vuelve ensangrentado y destrozado, pidiendo a Katniss que lo mate, lo cual ella hace y le dispara en la cabeza. 
Cuando el cuerpo de Cato es removido al igual que los mutos, Katniss y Peeta creen que han ganado los Juegos, pero Claudius Templesmith luego anuncia que la regla ha sido eliminada y sólo un tributo puede ganar. Peeta le dice a Katniss que lo mate, pero Katniss no quería regresar a casa sin él por lo que se niega. Al darse cuenta de que el Capitolio preferiría tener dos vencedores que ninguno, Katniss y Peeta deciden suicidarse con las bayas restantes. Justo antes de comer las bayas, Claudius Templesmith pide que se detengan y anuncia que ambos han ganado los juegos. En su última entrevista con Caesar Flickerman, la pareja vuelve a hacer el acto de que están locamente enamorados, pero Katniss sólo lo hace porque sabe que el Presidente Snow está enfadado con su actuación en los Juegos. Peeta, sin embargo, está realmente enamorado de ella, como se revela en el tren de camino a casa, cuando Katniss admite que había fingido un poco sus sentimientos hacía él, dejándole el corazón roto.
En Llamas 
Aunque todavía tiene el corazón roto por enterarse de que Katniss no comparte sus sentimientos, Peeta no abandona su imagen de los dos amantes y todavía lo realiza bien delante de la cámara, jugando su papel de niño perdido en el amor. Él y Katniss van a la Gira de la Victoria, que comienza en el Distrito 11. En el tren, cuando Katniss pierde los estribos con Effie, Peeta la tranquiliza y sugiere que siguen haciendo un buen intento de ser amigos a pesar de todo lo que ha pasado entre ellos. Por las noches en el tren, Katniss a menudo se despierta gritando por pesadillas. Para consolarla, Peeta la sostiene mientras ella duerme, lo que se convierte en una rutina nocturna.
Cuando llegan al Distrito 11, Peeta hace un discurso en el que se ofrece a dar a las familias de Thresh y Rue la porción de un mes de sus ingresos cada año, algo que nunca se ha había hecho antes, posiblemente debido a que es contra las reglas. Después Katniss hace un conmovedor discurso sobre Rue, un hombre silba la canción cuatro notas de Rue y todo el público muestra su apoyo a Katniss colocando sus tres dedos en los labios y luego sosteniéndolos hacía a ella, lo cual es considerado un signo de respeto y gracias. Cuando Peeta y Katniss entran al Edificio de Justicia del Distrito 11, ven al hombre que silbaba siendo ejecutado de un disparo de bala en la cabeza. Peeta se sorprende, obligando a Katniss y Haymitch que expliquen si Snow no cree su acto de amor y que ellos han estado tratando de restar importancia a cualquier signo de rebelión en la gira. Enojado por haber sido excluído y por no saber el riesgo de su gesto amable hacía la familia de Thresh y Rue, Peeta arremete hasta que Katniss lo consuela.
Haymitch le consulta a Katniss que tendra que seguir con la rutina de los Trágicos Amantes del Distrito 12 por toda su vida lo que significa que tendra que casarse con Peeta.

Durante su entrevista con Caesar Flickerman, Peeta le propone compromiso a Katniss en un intento de convencer al Presidente Snow de su amor. Sin embargo, Katniss recibe un gesto de Snow indicándole que ese acto no lo ha convencido y que no apagaría el fuego que ella inició. Ella sugiere que huyan juntos, llevando a Gale y su familia con ellos. Este plan es abandonado cuando Gale es pillado cazando y el nuevo Jefe de los Agentes de la Paz, Romulus Thread, públicamente le azota, Katniss se da cuenta de que tiene que quedarse en el distrito para proteger a su familia.

Cuando llega el momento de los 75º Juegos del Hambre, o el tercer Vasallaje de los Veinticinco, Katniss y Peeta piensan que van a convertirse en mentores de dos nuevos tributos. Sin embargo, el presidente Snow anuncia que los criterios para este Vasallaje es que los tributos serán escogidos de las urnas de vencedores anteriores. Con el Distrito 12, teniendo sólo tres vencedores con vida (Peeta, Katniss, y Haymitch), está claro que Katniss volverá a la arena, con Peeta decidido a ser voluntario si escogen a Haymitch con el fin de protegerla. Cuando encuentra a Katniss y Haymitch con resaca la mañana después del anuncio, Peeta se enfurece y libra a Haymitch y Katniss de cualquier acceso al alcohol de modo que los tres puedan entrenarse tan enérgicamente como Tributos Profesionales.

En la cosecha, Katniss, obviamente, es elegida como el tributo femenino y Haymitch es elegido como el tributo masculino, pero Peeta se hace voluntario para tomar su lugar inmediatamente. Ambos toman el tren hacía el Capitolio, y como no podía dormir, deciden ver el video de los 50° Juegos del Hambre, o el segundo Vasallaje de los Veinticinco, los juegos donde Haymitch Abernathy resultó el vencedor. Conocen la ingeniosa estrategia de Haymitch en el que utiliza el campo de fuerza alrededor de la arena como una herramienta durante su batalla final, un plan que divierte Katniss, que cree que era casi tan malo como ella sacando las bayas debido al hecho de que el Capitolio no tenía la intención de que alguna vez algún tributo usará o reconociera el campo de fueza.

Una vez que llegan al Capitolio, Peeta y Katniss, una vez más son vestidos con trajes de fuego para la Ceremonia de Apertura, donde son intruidos por sus estilistas, Portia y Cinna, para lucir estoicos e inolvidables. El público muestra compasión con su amor, porque parece que las cosas nunca van bien para los amantes del Distrito 12. Para su entrenamiento, Haymitch sugiere que hagan amigos, ya que sus compañeros tributos se han conocido durante años y ya tiene fuertes lazos de amistad. Peeta es mejor en esta área que Katniss, pero a la final ninguno de ellos quiere otros aliados que ellos mismos.

Cuando llega el momento de sus sesiones privadas de entrenamiento, Peeta y Katniss hacen que los Vigilantes se sobresalten sin haberlo planeado: Peeta pinta un cuadro de Rue cuando Katniss decoró su cuerpo con margaritas, y Katniss cuelga un muñeco en el que escribe "Seneca Crane". Para hacerlos destacar y hacer que los otros tributos quieren luchar contra ellos, los Vigilantes les dan a ambos una puntuación de 12. En su entrevista con Caesar Flickerman, Peeta sorprende al público revelando que él y Katniss ya están casados ​​y que Katniss está embarazada, tratando de incitar la compasión del Capitolio.

El Vasallaje termina siendo ubicado en un terreno selvático con mar rodeando la Cornucopia. Cada tributo es colocado en un dispositivo de flotación en el agua. Debido a que Peeta no sabe nadar, Finnick Odair de Distrito 4, con quién Katniss se había aliado sólo cuando vio que éste usaba un brazalete que Haymitch le dio, salva a Peeta y Mags de sus dispositivos. Los cuatro se unen, recogen armas en la Cornucopia, y huyen antes que los Tributos Profesionales terminen de recoger armas. Caminan todo el día, sabiendo que deben establecer el campamento y encontrar agua. Katniss todavía se siente dudosa acerca de confiar en Finnick. Sin embargo, sin saberlo, Peeta entra en un campo de fuerza que rodea la arena y cae inconsciente, su corazón había dejado de latir. Katniss se pone histérica y piensa que Finnick, quién la había empujado lejos del cuerpo de Peeta, está tratando de herir a Peeta, hasta que se da cuenta de que Finnick le estéa practicando RCP a Peeta y logra reanimarlo.

Débil, pero dispuesto a moverse, la alianza se mueve lentamente hasta que deciden establecer un campamento, sabiendo que tienen que encontrar agua. Reciben un regalo de los patrocinadores, que les permite recoger el agua del interior de los árboles. Katniss vigila la primera noche, hasta que despierta a los otros tres para huir de la niebla tóxica que se aproxima, la cual causa ampollas y parálisis. Peeta, debido a su anterior accidente y a su pierna artificial, tiene dificultades para mantener el ritmo de los otros, lo que obliga a Finnick a llevarlo en su espalda y a Katniss a llevar a Mags. Finalmente agotados y afectados por la niebla, Katniss ya no puede llevar a Mags en la espalda y le pregunta a Finnick si puede, pero él también está muy exhausto para poder hacerlo. Mags, a continuación le planta un beso en los labios de Finnick y camina directamente hacía la niebla, sacrificándose, lo que les permite a los demás seguir adelante. La niebla deja de perseguirlos cuando llegan al agua, la cual usan para recuperarse del veneno de la niebla.

Peeta trata de sacar agua de un árbol, mientras lo hace, Katniss y Finnick avistan unos monos mutados en los árboles. Tratando con calma que Peeta se aleje del arbol, Katniss le pide que "vea algo", pero Peeta instintivamente hecha una mirada hacía arriba y hace que los monos se alerten de su presencia. Los tres se forman en un triángulo y empieza a defenderse de los monos, pero cuando Katniss se queda sin flechas, le pide a Peeta para desfunde una cuchilla que ella le había dado, dando tiempo a un mono de casi hundir sus garras en el pecho de Peeta; se libra del mono cuando la mujer Morphling del Distrito 6 de repente salta en el camino y es matada por la mutación. Los monos se retiran y Peeta se queda al lado de la Morphling, diciéndole acerca de sus pinturas y colores, para calmarla en la muerte.

Una vez que se recuperan del ataque de los monos, viajan a través de la arena hasta que se encuentran a Johanna Mason, Wiress y Beetee, que se suman a su alianza. El grupo reúne sus recursos y experimentan conflicto cuando está claro que Johanna y Katniss no se llevan bien, pero igual mantienen vigilancia de sus alrededores, especialmente del grupo de Tributos Profesionales. Wiress sigue murmurando, "tic, tac" hasta que Katniss descubre lo que significa: la arena es un reloj. Peeta dibuja un mapa de la arena en una hoja, marcando las secciones en las que ellos conocen los peligros que existen. Wiress sirve entonces al grupo como "canario", cantando una canción que sólo se detendrá si se detecta peligro. Cuando Katniss ya no escucha la canción, se da la vuelta y ve que Gloss le había cortado el cuello a Wiress y le dispara. Johanna continuación, clava su hacha en el pecho de Cashmere. Después de que se escuchan los tres cañones, el grupo trata de atacar a Enobaria y Brutus, pero ellos logran escapar.

En la segunda noche, la alianza discute el plan de Beetee para acabar con los Profesionales restantes por electrución, usando y un rayo que golpee algún árbol a medianoche, en la playa. En el tercer día, Katniss pretende enseñar a Peeta a nadar con el fin de hablar con él solo. Ella sugiere que rompan la alianza, pero Peeta le dice que espere. Mientras tanto, Peeta utiliza esta oportunidad para darle una perla y un medallón con la imagen de su familia en un lado y Gale por el otro, tratando de convencerla de que no sacrifique su vida por él, al darse cuenta de que ella y Haymitch quieren mantenerlo con vida. Él insiste en que no tendría nada para vivir si Katniss muere, pero que ella todavía podía formar una familia con Gale. Él le dice que su familia no lo necesita. Katniss protesta y dice que ella lo necesita.

Esa noche, deciden iniciar el plan Beetee, con Katniss y Johanna a regañadientes trabajan en equipo y ponen el cable en su lugar, mientras que Peeta, Finnick, y Beetee cumplen con el resto del plan. Peeta no quiere separarse de Katniss, pero ella lo convence de que es necesario, diciéndole que lo va a "ver (a él) a la medianoche." Cuando Finnick y Beetee comienzan su verdadero plan para salvar a Katniss, Peeta se encuentra confundido y sale a buscarla. En su búsqueda, Peeta mata a Brutus en un ataque de rabia después de que éste matara a Chaff, amigo de Haymitch del Distrito 11. Katniss es atrapada e inconsciente. Mientras Johanna escapa después de clavar algo punzante en su brazo, Katniss cree que Johanna la ha traicionado, que es demasiado tarde para escapar con Peeta. Katniss luego recuerda un consejo de Haymitch "recuerda al enemigo" y dispara una flecha al campo de fuerza, destruyéndolo. El Capitolio llega a capturar a los seis tributos restantes, pero Katniss, Finnick y Beetee son rescatados por la rebelión para ir al Distrito 13, (el cual supuestamente había sido destruido por el Capitolio). Peeta es uno de los capturados por el Capitolio (junto con Enobaria y Johanna), donde Katniss cree que está siendo torturado para obtener información que no tiene.

Katniss es informada de los planes anteriores de Beetee, Finnick, Johanna, Plutarch (Jefe de los Vigilantes), e incluso Haymitch estaba involucrado. Katniss, furiosa por el plan y el rescate fallido de Peeta, arremete contra Haymitch, usando sus uñas para hacer un rasguño en su cara. Finnick sin pensarlo, ayuda a Katniss a volver a la camilla.

Al final recibe una visita de parte de Gale, quién le dice a Katniss que el Distrito 12 ya no existe.

Sinsajo 
En el tercer y último libro, Sinsajo, Peeta es hecho prisionero por el Presidente Snow y es usado en contra de Katniss. Durante su cautiverio, es torturado y golpeado. El Capitolio lo interrogó en busca de respuestas que él no tenía y fue torturado aún más. Peeta fue mantenido con vida para utilizarlo para destruir a Katniss. Aparece por primera vez en una entrevista con Caesar Flickerman. La entrevista comienza con Peeta explicando lo que sucedió en la arena antes de que el campo de fuerza estallara y defiende agresivamente la inocencia de Katniss. Peeta acaba la entrevista afirmando que un alto el fuego es la mejor opción para los rebeldes, de lo contrario, la vida humana puede dejar de existir. Katniss nota de lo saludable que se ve.
Katniss también decide ser el Sinsajo de los rebeldes, con la condición de que una vez que Peeta, Johanna, Annie y Enobaria sean ​​rescatados, que no sean tomados como responsables de los errores que han cometido (Katniss sabe que probablemente no van a mantener esta condición, así que hace que la Presidenta Coin lo anuncie en público).

Después de que más propos comienzan a ser emitidos por los rebeldes, Peeta aparece en otra entrevista, siete kilos más delgado, y con aspecto de enfermo. Él y Caesar intercambian comentarios vacíos y Caesar le pide su punto de vista de los rumores de que Katniss está filmando un propo. Afirma que Katniss no debe confiar en nadie y que la están utilizando. En su último comentario en la entrevista, sugiere que Katniss debería averguar lo que realmente están planenado los rebeldes.

Peeta es entrevistado por Caesar por tercera vez. Peeta da a entender que el Distrito 13 será bombardeado después de haber dicho, "Y tú... en el Trece... ¡muerto por la mañana!". Mientras que Beetee pelea por encontrar recepción en el Capitolio, Peeta se ve siendo golpeado y salpica sangre en toda la pantalla. Después del bombardeo y de mucho pensar, Katniss se deprime en el medio del rodaje de una propo. Ella sabe que el Capitolio está utilizando Peeta, torturándolo para destruirla, así que ella detendría la rebelión y dejaría que el Capitolio recupere el poder. Katniss no lo soporta y no puede continuar filmando, al igual que Finnick.

Después de ser testigo tanto de la depresión de Katniss como la de Finnick, se organiza una misión de rescate. Después de distraer al Capitolio con la propaganda en vivo, Peeta y los otros secuestrados son rescatados. Katniss corre a su lado y se queda atónita cuando él trata de estrangularla. Se revela que sus recuerdos fueron alterados y que sus recuerdos de Katniss fueron distorsionados de manera espantosa y amenazadora, en consecuencia se vuelve histérico e inestable. Él cree que Katniss es un muto, diseñado por el Capitolio con la intención de destruirlo, y que tuvo éxito matando a sus amigos y familiares. Peeta cree que Katniss es la responsable de la destrucción del Distrito 12 y de la vida de sus residentes. Ataca de manera intermitente algo característico de la agresión, se refugia en su propia cabeza, pierde temporalmente el poder del habla, no puede diferenciar entre lo que es una ilusión y lo que es la realidad, y en un momento discute con sí mismo en un ataque de locura como si fuera dos personas. Sólo se le permite ser tratado por gente que nunca había conocido antes, para no desencadenar nada peligroso. Delly Cartwright es la única capaz de hacer contacto con él en el comienzo, ya que comparten viejos recuerdos de infancia. Grita que la destrucción del Distrito 12 es culpa de Katniss y dice que es un muto. Peeta también dice que recuerda al Sr. Everdeen cantando "El árbol del ahorcado" cuando llegó a la panadería cuando él era pequeño. Después de eso, Katniss empezó a evitar Peeta y lo culpa por todos sus problemas, hasta que Haymitch le dice a Katniss que si hubiera sido secuestrada, Peeta estuviera haciendo todo lo posible para salvarla. Esto hace que se diera cuenta de que ella lo había alejado, y se siente culpable.

Después de que Katniss es disparada en el Distrito 2, se observa una pequeña mejoría en Peeta, pudiendo decorar el pastel de bodas de Annie y Finnick Odair. Haymitch dice que aún tiene ciertos episodios, a veces poniéndose rabioso, actúando como dos personas diferentes, o incluso siendo primitivo. Peeta es capaz de tener una conversación completa con Haymitch y le pregunta si puede hablar con Katniss. Katniss termina la conversación rápidamente e intenta irse, pero Peeta la detiene diciendo que recuerda el pan que le dio para que su familia no muriera de hambre. Más tarde, Peeta aparece sin previo aviso a Katniss, Gale, Beetee, Delly, Johanna, Annie y Finnick y se sienta junto a Johanna. Peeta le dice a Finnick que debe cuidar a Annie. Peeta y Katniss siguen siendo duros el uno con el otro hasta que Johanna señala que no es la misma persona.

Peeta es enviado por la Presidenta Coin a unirse al grupo de tiradores especiales, que está conformado por Katniss, Gale y Finnick. Es vigilado 24/7 y se le niega la píldora Jaula de Noche, que ofrece una muerte indolora cuando se toma. Para ayudarlo a lidiar con su confusión entre los recuerdos que fueron reales y los que no, el equipo diseña un juego para jugar con él llamado "¿Real o no real?" En un momento durante una pelea con los enemigos, se pone loco debido a sus recuerdos contradictorios y casi mata a Katniss hasta que es detenido por Mitchell. Esto hace que entre en pánico y tumba a Mitchell en una trampa que cuando se acciona libera una red de alambre de púas. Más tarde siente un profundo remordimiento por haberlo matado e insiste que le dejen ir al Capitolio. Peeta estaba tan triste por matar a Mitchell, que quiere morir. Peeta pide que se le de una pastilla Jaula de Noche, pero Katniss se niega a darle una. El equipo viaja bajo tierra y Katniss nota que en un momento Peeta parece ser él mismo. Durante la noche, Katniss es capaz de tener una conversación normal con él. Peeta le pregunta si ella está tratando de protegerlo y ella le dice que todavía está tratando de protegerlo y él todavía está tratando de protegerla. El equipo es luego atacado por lagartos mutados que silban el nombre de Katniss. Cuando Katniss trata de quitarle las esposas a Peeta, él se resiste y explica que ellas le ayudan a ganar un contacto con la realidad presionando los bordes afilados sobre sus muñecas. Cuando están bajo tierra, Peeta se apiña. Él tiene miedo de todo lo que sabe, piensa y cómo actúa. Katniss finalmente lo hace seguir adelante dándole un beso, haciéndole recordar de los momentos en el que él la amaba, y se relaja. Más tarde van de incógnito en multitudes para evacuar a la gente, separándose. Katniss y Peeta se dicen adiós. Peeta va primero con la píldora Jaula de Noche que le fue dada por Gale.

En el día de la ejecución del Presidente Snow, Katniss mata a la Presidenta Coin en su lugar con la flecha que estaba destinada para Snow. Katniss intenta suicidarse al ingerir píldoras Jaula de Noche cuando los guardias vienen a por ella, pero Peeta la detiene tomándole las muñecas, impidiéndole ingerir las píldoras. Cuando Katniss le dice que la suelte, Peeta dice que no puede. Da a entender más tarde que él también se volvió loco con la muerte de la Presidenta Coin y que Aurelius, el psiquiatra de Katniss, lo estaba tratando también a él. Unos meses después, regresa al Distrito 12, habiéndose recuperado en gran medida de su lavado de cerebro después de Katniss y Haymitch, luego siembra primaveras a lo largo de la casa de Katniss en honor a su hermana muerta, Prim. Él y Haymitch se unen a Katniss cuando decide escribir un libro sobre sus experiencias durante los Juegos del Hambre, junto con las cosas que ella no está dispuesta a olvidar. Peeta dibuja a las víctimas si no fueron capaces de encontrar fotos de ellos. Peeta todavía tiene algunos "episodios" donde el secuestro trata de tomarlo de nuevo, pero se aprieta en una silla hasta que se le pase. De lo contrario, muestra signos de haber regresado a su antiguo yo. Katniss y Peeta poco a poco vuelven a encontrarse. Peeta la consuela cuando tiene pesadillas. Pronto, comienzan a abrazarse y besarse. Katniss cree que ha encontrado por fin la sensación perdida que Peeta le hace sentir, necesita a Peeta para sobrevivir porque él simboliza la esperanza y el renacimiento en lugar de la destrucción de Gale. Juegan el juego de Real o No Real una vez más: Peeta pregunta: "¿Tú me amas, real o no real?" Katniss responde: "Real".

En el epílogo, los dos siguen juntos y tienen dos hijos. A pesar de que tardó quince años de convencer a Katniss, tienen una niña con el pelo oscuro de su madre y los ojos azules de su padre, y un niño con el pelo rubio de su padre y los ojos grises de su madre. Katniss se siente reacia de contarle a sus hijos, pero Peeta le asegura que van a estar bien, porque se tienen el uno al otro. Así, un día, les dirán a sus hijos de los Juegos del Hambre, compartiran el libro que Haymitch, Peeta, y Katniss compilaron juntos, explicaran los episodios histéricos de Katniss durante la noche, y les informarán del cementerio donde juegan felizmente por encima de todos los días. El cementerio es el lugar donde enterraron a los residentes fallecidos del Distrito 12.

Caracterización
Peeta es descrito por tener "el pelo rubio ceniza que cae en ondas sobre la frente," ojos azules, piel pálida, contextura robusta, y por tener mediana estatura. Como resultado de una infección causada por una lesión hecha por los mutos en los 74° Juegos del Hambre, su pierna izquierda es amputada hasta el muslo, por lo que usa una artificial. Haymitch y Caesar Flickerman, ambos, han dicho que Peeta es atractivo.
Personalidad 
Peeta tiene una personalidad muy agradable. Es atrevido, después de haber anunciado que estaba enamorado de Katniss a toda la nación; inteligente, encontrando estrategias para utilizar en los Juegos, y dispuesto a ir a los extremos para mantener viva a Katniss. Sin embargo, en el primer libro, Peeta le dice a Katniss que él no esperaba ganar. Es un gran orador en público y muy valiente. Peeta también es cariñoso y se preocupa por la gente alrededor de él, y odia matar a menos que el propósito sea una amenaza para sí mismo o Katniss; desinteresado, por sacrificar su propia vida por Katniss; tiene buen sentido del humor él cual usa en momentos díficiles; y sabe exactamente qué decir para hacer sentir bien a los demás. Ees capaz de trabajar con Haymitch en objetivos y estrategias, a diferencia Katniss, es capaz de guardar secretos y Haymitch le tiene confianza. Se observa en toda la serie de su profundo conocimiento de las situaciones, tales como los Juegos del Hambre, donde dice "No quiero ser sólo una pieza en sus juegos." Le tomó mucho más tiempo para Katniss entender el mismo concepto. En el libro En Llamas, Finnick Odair dice que Peeta es una de las únicas personas verdaderamente buenas para sobrevivir en la arena. Ya que es el más sentimental de los personajes principales, "sintiendo" las cosas más que los demás. Él no tiene el fuego de Katniss o Gale, pero igual no es tan suave. Él a veces le hace bromas a Katniss; por ejemplo, en En Llamas, cuando Katniss se pregunta por qué Johanna, Chaff y Finnick actúan diferente con ella, Peeta dice que es por su inquietante miedo a la desnudez.
Peeta es descrito como dulce, amable, fuerte y firme por Katniss en varias ocasiones. Ella dice que es como "diente de león en la primavera". Tiende a hacer chistes y comentarios dulces. Cuando es secuestrado, se vuelve fuera de control, homicida y suicida. Con el tiempo, separando recuerdos de su secuestro y los reales, en esencia se cura a sí mismo.

Habilidades
Los talentos principales de Peeta son hornear, la pintura, oratoria, el camuflaje y la fuerza bruta. Sus talentos artísticos se desarrollaron por ayudar en la panadería de sus padres haciendo el pan y decorarando pasteles. Su contextura grande y su fuerza también le dan una ventaja durante el combate cuerpo a cuerpo y lucha libre, llegando en segundo lugar en un concurso de lucha libre del Distrito 12. En los Juegos, por lo general lleva un cuchillo o una espada, a pesar de que rara vez los usa en batalla, ya que no es particularmente violento y no le gusta matar a menos que sea completamente necesario. Los Tributos Profesionales dicen que "es muy útil con un cuchillo". Peeta tiene mucha fuerza gracias a su trabajo en la panadería; Katniss dice que lo ha visto levantar bolsas de harina de más de cien libras. 
También se revela en el libro En Llamas, que Peeta tiene talento para la pintura, que hace público como su talento vencedor. Primero Collins lo describe pintando cuadros de los Juegos y luego pinta un cuadro de Rue después de que Katniss decoró su cuerpo durante su sesión privada para el tercer Vasallaje de los Veinticinco. Peeta también tiene talento para hablar a las multitudes, siempre sabe elegir las palabras adecuadas para ganarse al público. Katniss dice que él puede "cambiar su dolor e
n palabras que mueven a la gente". Ella piensa que él debería haber líderado la rebelión, con su talento para hablar en público. Peeta es excelente mintiendo. Katniss está insegura en gran parte de los Juegos del Hambre si Peeta está mintiendo acerca de amarla o no. También miente para ayudar a Katniss cuando ella estaba tratando de explicar cómo conocía a su Avox sirviente, Lavinia.
Víctimas 
En los 74º Juegos, cuando Peeta se agrupa con los Profesionales, ellos descubren al Tributo feminino del Distrito 8 y la matan. Momentos más tarde, cuando no oyen el cañón señalizando su muerte, un argumento se desata entre los Profesionales y Peeta dice que va a volver a comprobar si está muerta. Cuando Peeta se reúne con los Profesionales, quienes le preguntan si la chica está muerta, a lo que él responde: "Ahora sí lo está", y suena el cañón. Lo que los profesionales no sabían, es que Peeta fue con la chica y le sostuvo la mano mientras secaba sus lágrimas antes de que ella muera, así como Katniss hizo con Rue. Más tarde, como aliado de Katniss, accidentalmente mata a Comadreja cuando ella come Jaulas de Noche que Peeta había estado recogiendo, pensando que eran comestibles. También afirma en una entrevista con Caesar Flickerman que mató a Brutus durante el Vasallaje después de que Brutus matara a Chaff, justo antes de que Katniss disparara al campo de fuerza. Durante la batalla del Capitolio, Peeta, en uno de sus ataques de rabia a causa de su secuestro, mató a Mitchell sin querer pateándolo hacía una red de cables.
Relaciones 
Familia 
La familia de Peeta se compone de cinco personas. Su padre, un panadero, es conocido por ser gentil y amable con todos, así como un comprador de ardillas cuando su esposa no está cerca (el padre de Peeta le dijo que amaba a la madre de Katniss, pero ella se fue con un minero). La madre de Peeta, por otro lado, se conoce por ser una bruja. Ella no se ajusta a la gente y es muy dura e inmutable (como cuando Peeta era más joven y quemó el pan, ella le dio una cachetada tan fuete que le dejo el ojo amoratado). Peeta también tiene dos hermanos mayores con nombres desconocidos, uno que era lo bastante mayor para no poder tomar su lugar en los 74º Juegos del Hambre y el otro que podría haber tomado su lugar, pero no lo hizo. Como Katniss menciona, "El amor fraternal tiene sus límites para casi todo el mundo en el día de la cosecha". Su hermano mayor tenía alrededor de 19-23 años de edad, y el otro tendría alrededor de 17-18 en el primer libro.
Es bastante obvio que la familia de Peeta no es muy cercana ni feliz. Peeta enojado afirma que su madre no puso confianza en que él ganara los Juegos, pero pensó que Katniss si tendría más oportunidad. En el libro En Llamas, Peeta le dice a Katniss que su familia no estaría muy preocupada por su muerte y que podrían seguir viviendo sin él. En Sinsajo, se revela que toda su familia murió en el bombardeo del Distrito 12.

En el epílogo de Sinsajo, se revela que Katniss y Peeta tiene dos niños unos 15 años después del último libro. La primera es una niña, y el segundo es un niño, quién nació probablemente entre 2 y 3 años después de la niña.

Katniss Everdeen 
Cuando Peeta vio por primera vez a Katniss, cuando tenían cinco años, su padre la había señalado y le dijo acerca de cómo amaba a la madre de Katniss. 
Peeta le preguntó: "¿Entonces por qué no te casaste con ella?" y su padre respondió: "Porque se casó con un minero. Cuando él canta, hasta los pájaros se detienen a escuchar" En la clase de música, la maestra preguntó quién sabía la canción del valle y Katniss levantó la mano. Ella cantaba muy bien y Peeta dice: "Y te juro que todos los pájaros de fuera se callaron. Y, justo cuando terminó la canción, lo supe: estaba perdido al igual que tu madre". Esto es cuando el amor verdadero de Peeta por ella comienza. Peeta siempre era visto con un grupo grande de personas y cada vez que Katniss estaba cerca él se daba 
Cuando eran más jóvenes, Peeta ayudó a Katniss quemando un poco de pan como excusa para darle para que no muriera de hambre. Cuando Peeta fue cosechado para los 74° Juegos del Hambre, él lo vio como un golpe de suerte, porque finalmente podría llegar a conocerla. Él y Katniss pretendieron ser amantes, pero para Peeta no era un acto; él realmente la amaba, pero Katniss no sentía lo mismo. Peeta nunca dejó de pensar en ella durante los Juegos. Durante el tiempo que estuvieron en la cueva, Peeta expresó su amor por ella y le contó sus recuerdos de ella y cuando empezó a amarla. Katniss y Peeta se besaron y el beso tuvo emociones reales para los dos. Ella es confortada inmensamente con su presencia durante su tiempo juntos. Ellos continúan su acto de amor hasta la entrevista final. Peeta es herido cuando se entera que Katniss veía su amor sólo como un acto. 
En el libro En Llamas, él y Katniss asumen una relación fresca por sí mismos, pero pronto se ponen de acuerdo en ser sólo amigos. Aunque Peeta raras veces menciona su amor por ella en sus comentarios espontáneos, es claro que aún la ama profundamente, lo cual queda demostrado cuando él la sostiene todas las noches cuando ella tiene pesadillas; es su presencia lo que le permite dormir tranquila en sus brazos. Gastan su afecto el último día antes del Vasallaje de los Veinticinco juntos. Durante los juegos, Peeta estaba decidido a mantener viva Katniss. Peeta sabía que Katniss tenía sentimientos por Gale y si estaba contenta con él, él la dejaría ir con él para que pudiera encontrar la felicidad. Katniss trató de llevarlo 
casa con vida, pero Peeta tenía otros planes. Convencido de que ésos serían sus últimos momentos en vida, en la playa, Peeta le dijo a Katniss cómo la amaba de verdad y que moriría por ella. Él le da dos cosas muy importantes: un medallón con la imagen de la Sra. Everdeen y Prim por un lado, y una foto de Gale sonriendo por el otro; y una perla que encontró, diciendo que "los carbones se convierten en perlas cuando están bajo mucha presión". Él comparó la piedra preciosa con ella. El medallón y la perla fueron muy importantes para Katniss y los mantuvo cerca de ella (esto es cuando Katniss se da cuenta de que ella ama a Peeta también). A pesar del dolor que experimenta, él lucha por Katniss hasta que es tomado lejos de ella.
En Sinsajo, Peeta no está al principio del libro y aparece hasta cerca de la mitad, en donde sólo se muestra siendo entrevistado. Poco después de la última entrevista, aconseja a Katniss para que se mantenga fuera de cualquier problema. Después de referirse directamente a ella varias veces, es torturado y golpeado por el Capitolio. Él regresa después de que Gale lo rescata, pero sus recuerdos habían sido manipulados o secuestrado. Mientras que está secuestrado, siente la necesidad de matar a Katniss, pero lucha en contra al recordar los recuerdos de Katniss y su profundo amor por ella. Peeta quería morir porque tenía impulsos de matarla, en varias ocasiones, él le pide que le pegue un tiro, que le den Jaulas de Noche, o que simplemente lo dejen morir. Peeta temía que eventualmente dominaría a Katniss, sin embargo, ella se quedó con él y lo consoló. Finalmente, ambos se vuelven más cercanos y su amor se vuelve más profundo. Después de que Prim murió, él va a su casa y planta primaveras alrededor de su casa en recuerdo a su hermana. Haciendo recordar un "juego" que habían jugado mientras él tenía problemas en recuperar su memoria, Peeta le pregunta a Katniss, "Tú me amas. ¿Real o no real?" Ella responde "Real", llevándolos a tener dos hijos después de quince años de persuasión por parte de Peeta. Katniss expresa lo que siente por Peeta y Gale, diciendo que Gale estaba lleno de fuego, y no era la relación que ella necesitaba. Mientras que Peeta, para ella, era como, "un diente de león en la primavera ... señalizando el renacimiento", mostrando que sus afectos se han apartado de Gale y ahora sólo le pertenecen a Peeta. En el epílogo, Katniss y Peeta se han casado y tienen dos hijos y encuentran un prado donde pueden sentarse. Katniss y Peeta aún siguen perjudicados por los recuerdos de los "Juegos del Hambre".
Gale Hawthorne
Peeta admite el haber tenido celos de Gale por mucho tiempo, después de haberlo visto a él y a Katniss de lejos por muchos años y dandose cuenta de lo profundo y fuerte de su relación.
En el libro En Llamas, Peeta sabía que Katniss tenía sentimientos por Gale y había aceptado permitir a Katniss estar con él si le daba felicidad. Cuando Gale fue azotado, Peeta intervino en su nombre y ayudo a llevarlo al Pueblo de los Vencedores. Después, mientras entrenan para el Vasallaje de los Veinticinco, Gale les enseña a Peeta y Haymitch sobre nudos y trampas. Gale dijo que trató de odiar a Peeta, pero era demasiado difícil, porque Peeta es muy buena persona.
En la arena Peeta le da un medallón a Katniss con una foto de Gale adentro. Él planeaba sacrificarse para que Katniss saliera viva del Vasallaje, y le dice que él quiere que ella tenga una vida e hijos con Gale.

En Sinsajo, Gale se ofreció de primero para estar en el equipo para entrar en el Capitolio y recuperar a Peeta de del secuestro. No se sabe si lo hizo por Katniss o debido a una preocupación genuina por Peeta.

También en Sinsajo, Katniss despierta ante una conversación en voz baja entre un Gale herido y un Peeta secuestrado. Hablaban como amigos, y también hablaban de ella, diciendo que cualquiera de los que ella escoja, será con el que ella no pueda sobrevivir si no lo tiene. Durante este tiempo, Katniss tiene un monólogo interior donde menciona que Gale y Peeta "No son amigos" y "Nunca lo han sido. Aunque no son exactamente enemigos". Durante esta conversación, Gale expresa el haberse arrepentido de no haberse hecho voluntario para el puesto de Peeta en los 74º Juegos del Hambre, evitando que ella tuviera una relación con Peeta.


Peeta y Haymitch no comenzaron con el pie derecho, ya que se pelearon entre ellos por el alcoholismo de Haymitch en el tren camino al Capitolio durante los 74° Juegos del Hambre. Los dos más tarde trabajan juntos y se vuelven buenos amigos. Haymitch favoreció a Peeta ya que era muy útil y bueno. Él admite que le agrada más Peeta. Peeta y él hacen planes juntos, como el acto de amor de Peeta hacía Katniss. Peeta es capaz de guardar secretos y planes contados por Haymitch. Haymitch no ayuda a Peeta durante los 74º Juegos del Hambre. Haymitch siente lastima cuando es llevado por el Capitolio y se siente culpable por permitir que eso sucediera. A pesar de que no lo admite, Haymitch verdaderamente quiere a Peeta. Peeta es atacado por Haymitch para ver si iba a dar batalla en la arena y se pone contento cuando él y Katniss muestran fuerza contra él, uniéndose. Haymitch hace los planes y le informa de ellos durante la preparacion para los juegos. Haymitch le ayuda y los dos se vuelve cercanos. Haymitch y Peeta trabajan juntos para formar el plan de los amantes trágicos del Distrito 12, acto para ganarse la simpatía de la audiencia. Haymitch se siente feliz cuando tanto él como Katniss regresan vivos. Él hace todo lo posible para evitar que sean lastimados por el Capitolio, ya que están enfurecidos por el acto de suicidio con las bayas en la arena. Haymitch de alguna forma estaba herido cuando Peeta estaba enojado con él por guardarle secretos a él y se siente profundamente herido cuando el Presidente Snow anuncia que el tercer Vasallaje de los Veinticinco se cosecharían antiguos vencedores y que Peeta podría morir. Haymitch estaba bastante preocupado cuando Peeta es capturado por el Capitolio. Él y Katniss trabajan juntos para rescatar a Peeta. Haymitch y Katniss hacen todo lo posible para ayudar a Peeta por el estrés y los efectos del veneno de las Rastrevíspulas que son usados para "secuestrar" recuerdos. El dos se reconectan al final de Sinsajo.
Effie Trinket 

Peeta parecía llevarse bien con Effie, ya que nunca le daba muchos problemas. Peeta la hizo enojar ella cuando él y Katniss bromeaban acerca de cuando Haymitch estaba borracho durante la cosecha y hacía el ridículo en televisión nacional. Effie le grita a ellos diciéndoles que él es su única ayuda y el único que los mantendrá con vida. Peeta es amable con ella y siempre sigue. Effie trató de hacer todo lo posible para él y Katniss durante los juegos. Effie estaba triste la noche antes de los 74º Juegos del Hambre y no pudo soportar despedirse, porque ella realmente los quiere. Peeta toleró su insistencia durante la Gira de la Victoria. No hubo ninguna interacción conocida entre Effie y Peeta durante Sinsajo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada